jueves, 30 de agosto de 2018

LAKOR (Revisado)


Cronológicamente, el tercer marquista español. 

En 1917 Ramón Jové y Ventosa registra la marca LAKOR para estilográficas, que vende a través de su representante Luis Roca y Fuster, propietario de varias tiendas importantes de material de oficina. En 1920 Jové y Ventosa vende la marca a Jacinto Roca y Fuster, y dos meses después éste la transfiere a su hermano Luis, que la continúa hasta la Guerra Civil. 

Nota: parece pues improbable la leyenda entre coleccionistas que relaciona la marca con el nombre del tercer propietario al revés: ROKA-L 

Como con todo marquista, las plumas LAKOR son numerosas, variadas y sin identificación. En general fueron de buena calidad y con plumines de oro de 14K, a veces “warranted” americanos y otras con su propia marca. Las plumas importadas pudieron ser americanas, inglesas o alemanas, no se sabe.

Una de las primeras, por diseño, es una Safety de ebonita jaspeada.



Otra inicial es una de señora en ebonita roja decorada con el típico “overlay” dorado. Carga por cuentagotas:



Dentro de las anteriores plumas “embellecidas” tenemos una con funda metálica grabada en damasquinado toledano.


Nota: sobre ambas plumas anteriores, mencionar que pudieron ser “únicas de joyero” y no “de serie”.

Algo posterior es una de carga por palanca, igualmente en ebonita jaspeada y ya con clip y dos anillos, que curiosamente son en acero gris. Al estilo de otras de su época, el final del cuerpo va roscado para poder montar en él al capuchón.


También hubo plumas, en modelos muy comunes, en ebonita negra. De una de ellas mostramos el grabado típico en los cuerpos.


A la moda de otros fabricantes, LAKOR aceptó el uso del celuloide, aunque procurando evitar los terminales huecos redondeados y los cambios bruscos de perfil, por lo que boquillas y extremos de capuchón se mantuvieron en ebonita.
La siguiente pluma es de este tipo, en tamaño “cadete”.



La siguiente pluma también es en tamaño “cadete” (11 cm)




Las plumas más vistosas de LAKOR fueron llamadas “PETRONIUM”. 


Inspirada en la Waterman’s Patrician, aunque de tamaño normal (12 cm frente a los 14 cm de aquella), con  el anillo simplificado, y el clip sujeto por el tapón del capuchón. Pero la contera y el tapón vuelven a recordárnosla, así como el enorme plumín (con un pulido escaso).


La llegada de las Sheaffer’s “Balance” influyó para que las Petronium tuvieran una forma híbrida:

Arriba, una Petronium en ebonita jaspeada (el labio ha sido torneado). Abajo, una en celuloide marmolado.

La siguiente es una de las, al parecer, últimas plumas comercializadas antes de la guerra, manteniendo el estilo de no cerrar los tubos de celuloide, aunque en este caso el material de tapones y boquilla es plástico y no ebonita. El grabado sobre el cuerpo se simplifica, apareciendo tan solo “LAKOR” con la línea horizontal de la “L” subrayando el nombre. El plumín está mejor pulido que el de la “Petronium”.






Miguel Huineman

Se agradece a quienes han prestado sus colecciones para fotografía, y a D. Rafel Pujol Marigot por compartir los datos históricos de la marca.

domingo, 1 de julio de 2018

PARKER - Modelos "MADE IN SPAIN"

(Esta entrada actualiza y sustituye a la anterior de Enero de 2015)

El anagrama, y el MADE IN SPAIN típico de los productos españoles


Ya se ha dicho en la historia que tan solo los plásticos inyectados fueron producidos en Cardedeu, y eso solo tras recibir las máquinas de inyección alemanas de la factoría Parker de Baden-Baden. Lo que si se hacía era montar los productos y la gestión nacional.

Los capuchones puede que se marcasen en España, pero no tenemos constancia de ello y es seguro que Cardedeu no tenía maquinaria de matricería. Lo más probable y lógico es que viniesen ya marcados de origen para la producción local.

Esto coloca a Parker Pen Española, S.A. en la categoría de “marquista-montador” de sus productos. Pero para ser una factoría satélite de Newhaven (GB), la línea de productos fue numerosa.

A continuación se revisan las variantes (aparte de los Multy, Blimpy y One mencionados en la Historia), de la producción marcada como española, todas de la línea Parker 45.

Nota: no se van a describir aquí los detalles, sobradamente conocidos y en nada españoles, de la línea Parker 45 general, y que se produjo durante nada menos que 47 años. Si se desea, pueden consultarse las abundantes páginas web, en especial la muy detallada de nuestro amigo y colaborador Tony Fischier, en www.parkerpens.neto bien en http://parker45pens.com/


45 STUDENT

La más simple y económica. Plumín, capuchón y fornituras en acero. El conjunto-plumín (intercambiable) era siempre de acero en color negro, aunque la pluma tuvo cinco colores: negro, gris, azul, granate y verde.



45 STANDARD G.T.

Plumín, clip y anillo dorados.



45 FLIGHTER CT (Chrome Trim)

Un problema con las plumas de estudiante es que sufren caídas y con ello roturas en los plásticos. El cuerpo en acero reforzaba notablemente la pluma, pero a su vez la hacía más pesada de atrás.

La sección era en todo igual a la Student, y solo se conocen con boquilla en negro.

El primer modelo en llegar fué el CT de contera negra (hasta 1970)


Posteriormente aparecieron las CT de contera en acero (1970-1979):

Por último, entre 1979 y el cierre de Cardedeu en 1982 se tuvieron las de cuerpo acabado truncado sin contera:


45 FLIGHTER DELUXE

Como la Flighter con plumín, clip, anillo y contera dorados.


45 CUSTOM

La joya de la corona Parker española.
El cuerpo es como la Standard, pero el capuchón tiene seis grupos de cinco estrías paralelas y lleva una capa de oro de 12 K de 1/10 de espesor. Va marcado acordemente en el labio posterior.

Nota: Hemos mencionado la Custom como “la joya de la corona española” porque no hemos encontrado ninguna 45 Insignia (cuerpo y capuchón dorado) con el grabado “Made in Spain”. Los anuncios de prensa que la mencionan son de los años ’64 y ’65, es decir, de justo antes de establecerse Parker Pen Española, S.A., y por tanto importadas.


T-BALL (JOTTER)

El archifamoso y ubicuo bolígrafo universal, pero con “Made in Spain”


45 STUDENT FLIGHTER

Sin el clásico pulsador, siendo el capuchón entero el que debe pulsarse para extraer y retraer la punta.

 
45 FELT-TIP (ROTULADOR) 

Conocido en U.S.A. como “TOUCHÉ”.

Es de mencionar que los tapones del capuchón españoles tienen la forma “Dimpled”, que apareció a principios de los años ‘70s, distinta de la cónica hasta entonces:A la derecha, el típico tapón cónico, a la izquierda, el que aparece en todos los productos españoles (salvo en una pluma 45 De Luxe).

Otra cosa extraña es que las plumas “Made in Spain” conocidas carecen del código de fecha de producción. Habiéndose instaurado a partir de 1980, deberían haber aparecido al final, lo que nos hace sospechar que se tenían muchos capuchones ya marcados en almacén.

Los grosores de escritura encontrados han sido “M” y “F”. No hemos encontrado ni “B” ni “EF”. Sabemos que la graduación Parker siempre ha sido de casi un grueso superior a la generalidad, pero como se aprecia en la foto la diferencia entre puntos M y F es simbólica, y podríamos decir que los plumines fueron “M con tolerancia”




Por último, una curiosidad:


Este bolígrafo de 4 colores con cargas DIN salió de la fábrica de Cardedeu. Al parecer fue un prototipo cuyas piezas vinieron de USA (carece del Made in Spain) y fue montado en España (su tapón es “español”). El resultado fue un fracaso, lo que obligó a su devolución, modificándose  posteriormente a otro de diámetro ligeramente mayor, y del que tenemos un Deluxe "Made in Germany". No se sabe nada más de él.
Miguel Huineman
Nuestro agradecimiento a todas las personas que han colaborado en aportar información, material y sobre todo su tiempo.


viernes, 8 de junio de 2018

SCRIKSS Turcas iniciales (Revisado de la web)



Luis Gispert, ahogado por los intereses de la deuda bancaria, liquidó Industrial Gispert en 1963.
Una de las empresas a las que vendió la marca y la tecnología fue a sus anteriores clientes turcos de Estambul, SCRIKSS MADEN VE PLASTÏCK SAN.A.S, donde se inició la fabricación en 1966 bajo la supervisión de D. Federico Esteve, antiguo Director de Fabricación de Industrial Gispert.
Scrikss-Turquía inició también en 1968 una colaboración con Inoxcrom.
D. Federico Esteve regresó en 1978, incorporándose en Inoxcrom desde 1980 hasta 1995, cuando se jubiló.
El primer producto turco en 1966 fue la estilográfica Scrikss 17, de producción totalmente nacional “salvo el plumín”, sin especificarse por su parte de dónde procedía (aunque suponemos que siguieron adquiriéndolos de BOCK).

Los parecidos son inmediatos y obvios. Crearon una pluma mezcla de los dos modelos Scrikss españoles.
El cuerpo se basa en la “Internacional”. Las diferencias son que las ventanas visualizadoras de tinta pasan a ser rectangulares, y el cuerpo se alarga ligeramente, casi todo en la contera, que se monta sobre el manguito con dos planos para llave fija, en vez del agujero original para la llave en “cuello de cisne”.
El émbolo pierde la original junta tórica y adquiere la junta de pestaña, más económica de producir y moderna de concepción.
Arriba, la pluma turca, abajo la española “Internacional” 
El capuchón se basa en la versión de capuchón plástico, con mejoras tendentes a crear una imagen de calidad. El labio del capuchón se aumenta de grosor y se dota de un anillo redondeado grabado dos veces con la marca, y se equipa de un nuevo clip convergente con cresta central que lleva arriba un escudo y en su interior una “S”. Este clip se mantuvo un tiempo como distintivo de marca.
Arriba, la pluma turca, abajo la española de capuchón plástico

La Scrikss 17 tuvo versión de sobremesa (desde 1968), y siguió vendiéndose en la serie “Vintage” al menos hasta 2013. No estuvo nada mal.
La siguiente pluma, Scrikss 85, cambió únicamente el plumín, y en consecuencia la parte afectada de la boquilla, pero parece un nuevo modelo. El plumín pasó a ser “en uña” con un nuevo alimentador.


La Scrikss 84 marcó un cambio radical con el abandono del “diseño Scrikss” español. La nueva pluma cambiaba ampliamente y tan solo mantenía en común el sistema de carga de émbolo y el capuchón, aunque pasó a ser roscado. La pluma recuerda a la Reform 1745 con su visor de tinta teñido en azul, cuerpo verde y contera negra.
Pero adquiere un detalle “Inoxcrom”: el plumín, alimentador y el extremo de la boquilla “con cuernos”, tienen una fuerte influencia de la Inoxcrom 77 fina, que sabemos que era de diseño Mutschler GmbH (Reform).





El catálogo de Scrikss-Turquía (2013) ha mostrado otras muchas similitudes con el de Inoxcrom:


La “747” es una “Zeppelin”, las “770” y “771” son “77” con secciones “SAKYO”, los bolígrafos “55”, “77” y “77M” son los mismos que los Inoxcrom.
(La Scrikss “419” es muy parecida a las Pelikan M100 y M150 antigua).
Como curiosidad en el tema “bolígrafos”, en Turquía se siguen produciendo las recargas  Inoxcrom “Jumbo” / “Gigante” previas a la expiración de la patente del Parker Jotter.


Por último, Scrikss-Turquía se independiza de los modelos españoles y crea sus propios diseños.
Estableció acuerdos con Waterman (1974-84), con Cross (1984 ->) y con Pelikan (1984-89).
Es interesante y aleccionador mirar su extensa web histórica - tiene versión en Inglés - aunque tenga algunos pequeños errores en su inicio.

Pero a partir de entonces abandona la razón de estar en este blog, ¡aunque en 2008 re-editaran sus bolígrafos (Inoxcrom) “Vintage 55” y “Vintage 77”!





Miguel Huineman

viernes, 1 de junio de 2018

SCRIKSS de CAPUCHÓN PLÁSTICO



Unas plumas sin documentación oficial, ni anuncios disponibles.

Suponemos que fueron posteriores a las otras, pero por los indicios que tenemos, sin poder asegurarlo. Dado el poco tiempo que estuvo activa la empresa, también pudieron coexistir.

Empecemos: en algún momento se produjo esta estilográfica:




Parece una estándar (“Internacional”), pero:

- El capuchón tiene un labio pulido, y el grabado es con rulina (disco con el nombre en la periferia, que se rueda apretando sobre la pieza).

- El cuerpo cambia de alimentador, y se graba:

SCRIKSS
FAB. EN ESPAÑA
- Adquiere un cabujón (joya) prominente al extremo de una contera algo más corta.
Que nos hace ver que Industrial Gispert, en su breve pero animada existencia, andaba buscando nuevos modelos, y éste fue una tímida serie corta antes del siguiente modelo, muy diferente:

Donde todo lo que no es nuevo, ha variado.
En la siguiente foto comparativa vemos bien las diferencias con la estándar:

1.- Capuchón plástico – del mismo color del cuerpo – con labio metálico sin grabar,  y con un inserto “punta de flecha” entre labio y clip.
2.- Nuevo clip en “lengua”, sujeto por un cabujón terminal con “joya” del color general.
3.- Cuerpo (boquilla) con una “punta de flecha” mucho mayor.
Alimentador como el de la pluma “de serie corta”.
Visor que mantiene las hendiduras trapeciales pero sin inyectar.
Grabado como la “serie corta”.




4.- Contera acortada con cabujón equivalente al del capuchón, y menos pronunciado que el de la “serie corta”.
La rosca de montaje tiene dos flancos para una llave estándar, en vez del anterior taladro para la llave “cuello de cisne”.




5.- Émbolo que pasa a ser de una pieza, con una pestaña moldeada de “segmento”, en vez de la anterior junta de goma tórica (ver en la foto comparativa anterior).
La modificación – total - buscaba embellecer, a la vez que simplificar y abaratar.
Ahora, ¿por qué creemos que es posterior?
Porque suponemos que la estándar “internacional” estaba pensada para competir con las Inoxcrom coetáneas - ella, su variante “ORO”, y el bolígrafo - a los mismos precios de aquéllas.
Afianzada la marca, sería conveniente diversificar modelos, y éste “moderno” de capuchón plástico es el que, al venderse la marca tras la quiebra, apareció con algunas modificaciones fabricado en Turquía, así:

De ellos nos ocuparemos en la siguiente entrada.


Miguel Huineman

viernes, 25 de mayo de 2018

MANUAL de la ESTILOGRÁFICA SCRIKSS (Revisado de la web)


En el capítulo del modelo Scrikss “Internacional” ya se comentaba que una particularidad sorprendente en la industria española de aquél entonces es que de esta pluma se publicó un “Manual de la Estilográfica Scrikss”, muy completo tanto en el aspecto técnico como en el comercial.

La idea lógica que debió tener D. Luis Gispert Ribó tuvo que ser la motivación del vendedor detallista hacia su producto, pero la adornó como un método de incrementar el negocio minorista, y añadió como incentivo una parte técnica nada usual.

Lamentablemente estos esfuerzos, fechados en Diciembre de 1962, no pudieron detener el ahogo financiero por los intereses de las deudas adquiridas por Industrial Gispert, que al año siguiente causaron el cese de las actividades y la liquidación de la empresa.

A continuación se muestran la Tarjeta de presentación del Manual, el propio Manual, y por último un Cuestionario que acompañaba a la entrega.

Nota: Respecto a la versión web anterior, aquí ahora se presentan las páginas enteras para su mejor lectura. Como ello duplica su tamaño, se han retirado las páginas de transición (en blanco), y recortado aquellas “con mucho blanco”.
Pese a ello, la entrada queda larga.


Tarjeta de presentación





Manual de la Estilográfica Scrikss













Tarjeta de pedido-Cuestionario

Acompañaba la entrega una tarjeta que si bien reclamaba la participación del vendedor en un cuestionario, difícilmente encubría su condición de pedido a fábrica. Eso sí, a “un precio excepcional”





Miguel Huineman