viernes, 30 de septiembre de 2016

WATERMAN - HASSINGER


Un gran representante. Pero no un marquista. A lo sumo, un “marcador”.

La “Waterman Ideal Fountain Pen NY” se había registrado en España en 1907, siendo la primera marca en hacerlo.


Egon Hassinger Fleischaker llegó a Barcelona en 1915, y abrió un negocio al por mayor de material de escritorio y escolar en la calle Balmes, 75.
“Casa Hassinger, S.L.” consiguió la representación de Waterman en 1917 (antes la tenía L&C Hardtmouth, y después él conseguiría además la representación de Esterbrook y Caran d’Ache).

En 1933 tenía delegaciones en Madrid, Lisboa, Berlín, Viena y Praga, siendo uno de los más importantes comercios del ramo en España.

Pongámonos en la época. Apenas había coches. Los viajes eran por tren y barco, y los escasos y caros viajes aéreos que fueron poco a poco introduciéndose desde finales de los años ‘20s”, eran con motores de pistón y hélices, y numerosas escalas. Viajar era un proceso de “días”.

Entrar en un país precisaba de un visado, que debía obtenerse en el consulado correspondiente que lo remitía por valija diplomática (por tren o barco) a su país, se tramitaba y se devolvía. Quince días era rápido.
Y había que cambiar de moneda, pidiéndola antes. Para establecer acuerdos comerciales se precisaban líneas de crédito entre bancos, porque apenas los de un país tenían sucursales en otros.
El teléfono funcionaba por centralitas manuales, y el telégrafo era lo más en rapidez oficial, cuando se iba a la estafeta y luego el funcionario lo tecleaba. 

Y aquí nuestro Sr. Hassinger logró la representación de Waterman’s para España, Portugal y colonias (casi todas africanas, aunque también estaban Timor y Flores en Indonesia), y en otro período incluye los estados balcánicos y Oriente (suponemos que el Oriente Medio).
(Foto inferior obtenida de un anuncio en la web)

Todo un prodigio. Suponemos que tendría numerosos representantes de continuo viaje, más los de zona en cada país, aparte de las delegaciones.


LVG 1920: publicidad dirigida a la clase burguesa, que podía adquirir plumas-fuente.
LVG 1922 para la III Feria Oficial de Muestras Internacional de Barcelona.
E. Hassinger los encargaba, y aparece abajo, muy pequeño. 

Con tal envergadura de negocio montado, es lógico que la casa matriz de Waterman le tuviera detalles (aparte de nombrarle en las cajitas), uno de los cuales parece ser que era el marcaje especial de las plumas que se le enviaban: un rombo con una “H” y cuatro puntos entre ella y las esquinas.
Con él se marcaban cuerpos, capuchones, clips y plumines, y esto debía de ser en origen. 

Casa Hassinger, S.L. tenía además otras líneas de productos: EBRO, GOYA y POLO son las más conocidas, siempre para productos de oficina y escolares (gomas, tintas, minas, adhesivos, ceras, tampones, etc.), vendidos con sus marcas pero fabricados externamente. 

Se convirtió en “CASA HASSINGER, S.A.” en 1923. 

Egon Hassinger murió en 1948 a los 72 años de edad, sin descendencia.
En 1954 cierra Waterman-USA, y la marca queda en manos de JIF-Waterman en Francia. 

 “CASA HASSINGER, SA” se disolvió en mayo de 1990 (en 1987 Waterman había sido adquirida por la gigante Guillette).


Veamos algunas de estas estilográficas:

Una Safety “42 1/2V” de ebonita con encamisado (overlay) en plata 935.

Las “H” – con un “rombo” primitivo que más parece una estrella - se encuentran al principio y fin de los marcajes de labio del capuchón y encamisado del cuerpo.

Una 52 ½V en ebonita jaspeada y encamisada en chapado “Royal Plate”. Clip remachado “IDEAL” con el “rombo H”.

Una “54” en ebonita negra forrada de un encamisado “Royal Plate”.
Grabado con las “H” al principio y fin del labio del capuchón exclusivamente.
Plumín Nº4 super flexible (“wet noodle”).

Pluma en ebonita con un encamisado liso sin marcas (puede ser de joyería), y con un clip postizo marcado:
(Rombo “H”) - “IDEAL” (clip) GOLDING

El clip (por entonces llamado “sujetador”) bien pudo añadirse aquí tras la venta, como se aprecia en las instrucciones de 1930 mostradas a continuación.


Las siguientes plumas son de los finales de los años ‘40s y principios de los ‘50s, y posiblemente por las condiciones especiales de la autarquía, llevan un marcaje adicional de cuerpo, poniendo:

FABRICADO POR
HASSINGER S.A. BARCELONA

Cosa absolutamente falsa.
Casa Hassinger, S.A. carecía de medios de fabricación (ya fuera fábrica o taller), y a lo sumo ensamblaba las piezas, pudiendo  marcarlas luego en el cuerpo (a favor de esta hipótesis está la baja calidad de estos grabados térmicos, descolocados, o más profundos en un lado y leves al otro). Sumando a lo anterior, mencionar que no conocemos plumas con el sello de Aduanas “nacional”, lo que indicaría producción local. 

Los otros grabados, los del rombo con la “H” en cuerpo, clip y plumines mencionados, ya hemos supuesto que estaban grabados en fábrica  sobre ejemplares de la producción general.

(Por ejemplo, el rombo con la “H” no hubiera cabido en un plumín estándar pregrabado).

Dos “512 V” tamaño cadete, en color gris sólido y veteado. Boquillas con distinto resalte. Este modelo tenía un elaborado anillo en el capuchón.

Otra “512V” en azul marmolado y boquilla troncocónica. El plumín es estándar, sin el grabado “rombo H”, aunque lo lleva en el clip y en el cuerpo.

Una “515” de capuchón grafilado.

Otra “515” con capuchón rayado.

Una posible “515”, o bien “W3”, a la que pertenece el grabado térmico del cuerpo mostrado antes en detalle.

Posible “522”. Sorprende la ausencia del marco alrededor de la palanca.

Una “502”. La mayoría fueron inglesas, aunque ésta lleva grabado el ser norteamericana (debió ser de las últimas).

Comentar que ya por las fechas anteriores el bolígrafo se iba imponiendo y ocupando el lugar de la pluma. Vemos aquí uno primitivo con capuchón. Sorprende su incongruencia, pues tiene un sello de Aduanas “nacional” más el rombo “H” en clip y cuerpo, pero sin el marcaje de “Fabricado por Hassinger,SA. Barcelona”, apareciendo el nombre sólo en la vitola.

Terminamos con dos plumas ya de carga por cartucho, en una comparativa.

El tipo de cartucho parece ser del tipo “CF” (post-1953), aunque entra muy prieto. Los cartuchos tipo “23” y los universales, simplemente no entran. 

La primera tiene un clip biselado de forma y grabado Waterman’s, y grabado en el cuerpo:
WATERMAN'S (rombo “H”)
Fabricado por Hassinger,SA. Barcelona
 

La segunda tiene un clip sin marcar pero igualmente biselado, el mismo capuchón dorado y rayado con un ancho labio, y en el cuerpo no lleva el marcaje WATERMAN’S ni el (rombo “H”), tan sólo:

FABRICADO POR
HASSINGER, SA. BARCELONA 

Los cuerpos son iguales, salvo una leve diferencia en el extremo de la boquilla.


Tras estas plumas desaparecen los grabados y marcajes “rombo-H”.

Casa Hassinger, S.A. siguió importando los productos Waterman desde Francia (modelos CF, Flash, Línea 60, etc.), pero al ser ya bajo otro proveedor y desaparecida la autarquía, el suministro pasó al estándar internacional.





Miguel Huineman



Se agradece a quienes han suministrado sus colecciones para fotografía, o enviado sus fotos.

Gran parte de los datos históricos provienen de D. Rafel Pujol Marigot.

La foto del avión Fokker F-VIIb se ha obtenido de la página web sr692.com


sábado, 24 de septiembre de 2016

RAMSES



José Ramírez Pardo montó, en 1942, un taller en el Pasaje Barón de Griñón 6 de Barcelona, para la fabricación de moldes, matrices y troqueles que luego pudieran usarse por terceros en la fabricación de pequeñas piezas metálicas.

Tuvo como socio a su amigo (y buen mecánico) Luis Gispert. A nombre de ambos registraron sus patentes y modelos de utilidad.

En 1948 registraron la marca RAGIS (RAmírezGISpert) para estilográficas y portaminas, que a partir de 1952 se usó también para máquinas de fotografía (donde la óptica se adquiría externamente).

El negocio fue boyante, y en 1953 se trasladaron a la c/ Fábregas s/n de Espulgas del Llobregat, Barcelona, para dar cabida al aumento de producción de las máquinas de fotografía, pero en unos meses ambos amigos riñeron, distanciándose, y Gispert compró a Ramírez su parte en Espulgas, quedando éste con el taller de metales de Barcelona, y Gispert siguió adelante con las plumas, dando lugar posteriormente a la marca SCRIKSS. 

Pero durante el tiempo que estuvieron juntos, produjeron también unas plumas con la marca RAMSES, siempre en económica baquelita con capuchón roscado, y plumines de acero dorado de punta doblada con la marca grabada.



Estuvieron disponibles unos tres o cuatro años. No hay muchas, ni por cantidad, ni por modelos. Veamos los conocidos:


Pluma de la cabecera en baquelita jaspeada, de carga aerométrica “de chupete”, y tan solo marcada en el plumín.



Una pluma más elaborada, en baquelita jaspeada de mayor contraste, con un grueso anillo rayado en el capuchón, además de un clip más elaborado, y boquilla, tapón y contera negras. La carga es a botón.



Según estilograficavintage.com, donde se muestra una igual en negro, éste es el modelo 906 según su vitola, y tiene el único plumín Ramses “6” descrito (los aquí mostrados son todos “4”).
Tanto el número como la vitola en la faja de papel nos la han hecho comparar con la Atlántida 906 (que lleva un plumín “6”), y ello concuerda con la opinión de nuestro historiador D. Rafel Pujol, que dice: “debían ser fabricadas, total o parcialmente, por terceros, ya que el taller de Barón de Griñón no disponía de la maquinaria adecuada para fabricar plumas estilográficas.”


Una pluma grande en baquelita negra, con el mismo clip de la primera y un ancho anillo similar, pero no igual al anterior, aunque sí lo es su boquilla. Tapón y contera troncocónicas altas, con reborde.



Terminamos esta corta serie con la más sofisticada de las RAMSES, y de hecho, de todas las plumas de baquelita por nosotros conocidas.
Una pluma grande jaspeada, con tres anillos en un capuchón con cabujón sujeto por una arandela en corona que esconde la arandela de un clip “en flecha”, y con una contera muy larga para esconder el pulsador de botón.






Miguel Huineman


Se agradece a quienes han prestado sus plumas para fotografía, y a D. Rafel
Pujol sus aportaciones históricas.

viernes, 16 de septiembre de 2016

FOR EVER

(Esta entrada actualiza y sustituye a la publicada el 16/9/2016)


Tiene enjundia la cosa: una marca madrileña en la que trabajó la mujer de un tío mío. Pues no sabemos nada de ella.
Bueno, sí, que For Ever, S.L. se registró en 1955.
En su día, mi tía Lucía me regaló una base de cuatro bolígrafos de sobremesa, personalizada con mi acrónimo, que usé mucho durante la carrera pasando los dibujos de los apuntes a limpio. Pero por entonces yo no coleccionaba, y los apuntes los tomaba con una pluma Parker 45.
Ella insistía en que allí no se fabricaban más que bolígrafos y portaminas. Estilográficas no. Debió de ser tras dejar la empresa que se empezaron a producir, y de ello me he enterado hace poco por tropezarse una pluma conmigo.
Una pluma “de tubo” en acero, simple y básica, de carga por cartuchos y capuchón de cierre por click.


Plumín de acero sin marcar inserto en una boquilla de plástico rígido, como también el alimentador, los tapones de los extremos, y la zapata del clip (éste de fleje, grabado con la marca).

   Después han aparecido otras:

    La anterior en amarillo.

 Una de un modelo algo mayor, con el plástico en un bermellón exagerado (y            también en negro), con plumín distinto, grabado: 
IRIDIUM POINT – W. GERMANY

 Más una tercera, con bandas periféricas pintadas.

 Los plumines son tipo-Mutschler (los IPG chinos no son “West Germany”), lo que  hace sospechar que, viendo en For Ever las plumas Inoxcrom 77 finas y su simplicidad, se apuntaron a la moda de las “plumas de tubo”.

Digresión: Hoy nos parecen superadas, pero conviene recordar que, cuando Aurora lanzó su modelo HASTIL en 1970 – mucho mejor y sofisticado – todos los fabricantes mundiales se lanzaron al rebufo.
Arriba: Aurora HASTIL. Abajo: Pelikan 505, Élysée 70, Dupont CLASSIQUE, y Lamy LINEA.

Montblanc adquirió la licencia y eventualmente llegó hasta la “Noblesse”, Pelikan produjo desde 1979 la “Signum 505” y siguientes de la serie, e igual hizo Élysée.

S.T. Dupont convirtió su “Classique” en lujo, con lacas chinas y plumines de oro (en todas ellas se copió el escalón del plumín Hastil).
Lamy introdujo la “Serie Linea” plateada, con clip en plata 925 y plumín de 18K. Tubos de gala.
Reform-Mutschler tuvo un modelo ligeramente ahusado, con una sección que terminó en la Inoxcrom 77 fina. Incluso Waterman tuvo su “Centurion” (que dio origen a una larga saga en los años ‘90s, hasta la actual “Perspective”).
Las plumas “de tubo” están por todas partes, desde las más lujosas a las más básicas. Y en éstas últimas entraron las For Ever presentadas.

Pero a For Ever no debieron satisfacerle del todo las anteriores, o le gustó lo de fabricar plumas, porque también produjo otro modelo más cuidado, en tubo de aluminio anodizado, y con los detalles más elaborados.
Este modelo lo conocemos con su estuche, a juego con su bolígrafo.

Y bolígrafos es lo que FOR EVER fabricaba sobre todo, y por ellos se la conoce y recuerda.
Hay un bolígrafo que bien podría hacer juego con las primeras plumas:


   Famoso fue el mínimo “300” sin clip que acompañaba las agendas de bolsillo:


Luego estaban los bolígrafos M-50 de sobremesa.
El modelo a la izquierda, que aquí se presenta en blanco, pero de color negro, figuró en muchísimas oficinas, incluso en muchas como dotación al personal. La contera del bolígrafo estaba afilada para abrecartas.
Existió también con tres bolígrafos con distintos colores de escritura, señalizados siempre con una arandela del color sobre el manguito dorado.

La versión estándar del M-50 tenía la contera redonda y la boquilla en el color de la carga. A la izquierda está la base de cuatro bolígrafos de diferentes colores, de la que antes hablé que me había regalado mi tía. La versión comercial llevaba el logotipo del muñeco sujetando dos bolígrafos.
En el centro, un  modelo más elaborado (tulipa articulada), en base acrílica transparente, aquí con una espiga de trigo.
A la derecha, una base circular – las más veces sólidamente pegada – y con el bolígrafo unido por cadenilla, que se tenía en los sitios públicos para rellenar y firmar los impresos oficiales.

Todos los bolígrafos For Ever usaron las cargas “estándar DIN”, finas en tubo de latón, aún existentes.

Añadimos un breve repaso a los portaminas:

    El equivalente al bolígrafo anterior que hace juego con las primeras plumas:

   
   Es interesante notar que tiene diferente la boquilla y el agarre (“grip”)


El B-5 escolar. Era en aluminio anodizado, en múltiples colores.
Grabado, fue también muy usado promocionalmente (B2B), y al menos se suministró a CIROS, que lo vendió como su “402”.

 El “Bicolor”, para asientos contables en despachos:


Portaminas-marcador G-12 de sección triangular y mina gruesa.  Aún no se habían inventado ni los fluorescentes, ni los “Edding” para pizarras blancas borrables.

Para terminar, una anécdota: mencionar que FOR EVER realizó una novedosa campaña de publicidad a principios de los años ‘60s, insertando entre las viñetas de algunos “comics” la figurita de su logotipo (a veces incluso realizando parte de la acción). Una versión inicial y primitiva de los anuncios actuales que nos surgen como ventanas inesperadas (y molestas) en el web.



Miguel Huineman


Con agradecimiento a los muchos que han colaborado aportando nueva información y fotos, y se menciona – con sorpresa - ¡que esta entrada es la segunda más visitada del blog!

viernes, 9 de septiembre de 2016

BENGALA


La marca BENGALA se registró en 1932 por NOGUERA Y VINTRÓ, S.A., un mayorista barcelonés de material de oficina y escolar, con delegaciones en Madrid y Valencia. 

BENGALA fue la principal de sus marcas usadas para estilográficas, aunque bajo ella hubo también otros muchos productos (plumilleros, lápices, gomas, etc.). 

En un catálogo muy deteriorado de la casa, de Agosto de 1933, anuncian (sin nombrar en él a las Bengala): 


 “PLUMAS FUENTE. TIPOS ECONÓMICOS" 

  • “Extenso y variado surtido de plumas fuente con plumilla de oro desde 3’75 pesetas a 54’- pesetas una.
  • Agentes depositarios generales para España de las famosas plumas fuente inglesas CONWAY STEWARD.
  • Porta-estilográficas de fantasía, en marmolita, marmorita, frolit, etc. etc.
  • Plumillas de oro, oro imitación y doradas para plumas fuente. Puntos de cristal para plumas bambú. Sacos de goma y otros accesorios para la reparación de plumas fuente.” 

Que sorprende en varios apartados:


- Las BENGALA no estaban pues entre las “económicas” (costarían más de 54’- Ptas.), o bien empezarían como plumas tras la guerra civil, al impedir la autarquía importar las Conway.

- ¿Qué sería “oro imitación”? (pues las “doradas” van aparte)

- Una pluma con plumín de oro a 3’75 Ptas. es increíble.

- Debía existir una sutil diferencia entre “marmolita” y “marmorita”

- Las plumas de bambú con punto de cristal eran las japonesas con cargador “Crescent” (tipo Conklin) importadas en USA desde 1926 por Frank SPORS, y que representaban el sector más bajo de las plumas ínfimas (aunque el plumín de cristal era bueno).

(Nota: si algún lector consigue una, recuerde que la boquilla está pegada a un cuerpo de espesor muy delgado . Por desconocerlo, el autor rompió una hace años intentando cambiarle el saco).

(Imagen extraída y ampliada del mencionado catálogo)



Las plumas BENGALA disponibles tienen una apariencia propia del período de los años ‘30s y ‘40s, mayoritariamente son en celuloide, y de calidad media.


Pluma de la cabecera, en celuloide “cracked-ice” y carga por palanca. Plumín STYB de sustitución.

Pluma “de tubo” en celuloide jaspeado y carga por palanca. Plumín y (probable) clip de sustitución.

Otra pluma “de tubo” en celuloide jaspeado, aunque en ésta la tapa del capuchón y la contera suavizan la forma. El clip genérico ha sido ya visto en el blog en varias otras marcas. Carga a botón. Plumín LAKOR 14K.

Pluma de señora, similar en forma a la anterior. Carga a botón. Plumín dorado “Siganature”.

Pluma de celuloide “con hilos” y carga a botón. Plumín SOFFER.
Tapón bajo del capuchón, con cabujón.

Otra pluma de celuloide con un tapón bajo en el capuchón.
La transparencia del labio del capuchón es notable.
Plumín “Warranted 14K”.

Pluma en celuloide “de galones” y carga a botón. Plumín bicolor de acero “Warranted 304”. Boquilla muy corta.
El capuchón tiene una “tapa” negra y un clip de rodillo genérico, también ya visto antes en el Blog.

Muy similar a la anterior en otro celuloide rayado transversal, tiene una boquilla más normal, y un anillo blanco bajo la tapa del capuchón.
Plumín “Warranted 14K”. Vitola y sello de Aduanas.

Portaminas a juego con la anterior pluma.

Pluma ojival (torpedo) negra de carga por palanca. Clip (seudo-) militar.
Plumín Degussa 14K.

Pluma aerométrica y en plástico inyectado, de los tiempos finales. Clip genérico en flecha y plumín “Radiant” de acero dorado.




Miguel Huineman


Se agradece a quienes han prestado sus colecciones para fotografía, y a D. Rafel Pujol los datos históricos de la marca.