viernes, 23 de junio de 2017

JOHANN FABER


Un hermano de Lothar, el que a mitad del s.XIX había encauzado la empresa de su bisabuelo, también se dedicó a las cosas de escritura y, como queriendo competir, lo hacía en Alemania (podía haberlo hecho en otra parte, como Eberhard, el hermano pequeño, desde Nueva York). Terminó siendo absorbida mucho después por la original, la hoy conocida multinacional Faber-Castell.

Pero mientras, su empresa tenía como logotipo “dos martillos”.

Antes y durante la Guerra Civil, en España se importaban productos de su extenso catálogo.

Imágenes del catálogo de 1937


Pero en la autarquía la cosa fue diferente. Un tal Guillermo Roeb Ungehener de Madrid (c/ Alcalá, 40), un marquista del que no sabemos muy bien si era su representante o “iba por libre”, registró la marca en 1948.

Dos lápices de grafito del mercado español y un sacapuntas en bronce grabado JOHANN FABER – ACME (¿para el Coyote de Looney Tunes?)

Si añadimos que en España estaba HISPANIA, fabricando lápices de la marca JOHANN SINDEL, con un logotipo similar de “dos hermanos”, y además FABER-CASTELL, ya tenemos la confusión montada.

En cuestión de plumas, el Sr. Roeb parece “haber ido por libre”, siendo un marquista de lo más tradicional, que compraba, marcaba y distribuía según se le presentaba la oportunidad.

La primera pluma que le conocemos posiblemente le fuera fabricada por CONDOR (sabemos que, como era habitual, ésta fabricaba para terceros).
Una pluma en celuloide negro y carga por botón, con un clip marcado en vertical y con el anagrama arriba.


El plumín de 14K está marcado con el nombre en dos grafías distintas y el logotipo en un cartucho (las cabezas de los martillos están formadas por tres puntos).


La siguiente pluma tiene mucho parecido con una ERO o ADMIRAL, que perteneciendo a un marquista alemán (W. Mittrach) no produce demasiada sorpresa.
Como es obvio, es de carga por émbolo, capuchón a rosca y plumín-alimentador  a rosca.


Otra pluma de carga por émbolo (al estilo alemán, la contera se retira y aparece un cilindro rayado que actúa el pistón) y con capuchón plástico pintado en dorado.


Mala. Pertenece al autor, que durante la carrera la usaba solo como “depósito auxiliar de tinta” por si se acababa la de su usual Parker 45.

Por último, la pluma de cabecera, con carga por cartuchos (de un tipo desconocido), capuchón plástico dorado a rosca, y plumín de “uña” en acero dorado con iridio (detalle general en todas).


Por la secuencia, se deduce que la calidad de las estilográficas fue decreciendo durante el periodo que estuvo en activo. No se conocen plumas posteriores, probablemente por la apertura del mercado a importaciones internacionales.




Miguel Huineman


Se agradece a quien ha prestado su colección para fotografía, a D. Rafel Pujol los escasos datos de la marca, y a J.Mª Palomo (scribens) por el catálogo de 1937.

viernes, 16 de junio de 2017

ETERNA


En la entrada de Marquistas Menores (1/3) ya se comentaba que esta pluma merecería una entrada propia por sus plumines.
Porque por modelos…, de esta marca solo conocemos uno: un “safety” de plumín retráctil.
La marca fue registrada por José M. Sánchez Valero, c/ Alcalá 111, Madrid. 1925. Era agente de la propiedad industrial.

Lo primero que sorprende en ellas es que parecen de plástico, no de ebonita. Son ligeras, ninguna presenta decoloración, y frotándolas no tienen el “aroma típico” de azufre.
Y los plásticos inyectados aparecieron en España a principios de los ‘50s, cuando el modelo “safety” estaba ya totalmente desfasado.



El capuchón se desenrosca en cuatro vueltas.


Y girando la contera vuelta y media, sale el plumín:


El plumín flexible es del Nº 4 en oro de 14K, grabado con la marca, un agujero de ventilación en corazón, y con el corte de ranura muy pasado.


Hasta aquí todo bastante estándar.

Veamos el siguiente ejemplar:


En ésta aparece un plumín cónico de tres piezas, sin grabar, aunque suponemos que será en los mismos 14K.


Estos plumines súper-rígidos se usaban para escribir - sobre todo para firmar - cuando se usaba el papel carbón (de calco) en los triplicados y quintuplicados de documentos oficiales o correspondencia comercial (antes de existir la fotocopiadora), y donde había que apretar mucho el trazo si se quería marcar el último pliego.
Competían con los plumines de cristal, más baratos, pero tremendamente frágiles.


El tercer ejemplar es incongruente:


Para empezar, el clip postizo - llamado en su día “sujetador” - está mal puesto. Debería estar en el capuchón:
- para que la tinta no ponga en aprietos de hermeticidad a la junta del capuchón una vez retraído el plumín y cerrado aquél,
- y viceversa, que al extraer el plumín no salga todo empapado de tinta.

Luego, el plumín es un total contrasentido:


De primera impresión, parece un arreglo con unos perfiles mal soldados a la plata.

Pero el plumín tiene bastante grosor, como previsto para aguantar bien la amplia y doble soldadura.
Luego está grabado – diferente del normal – y con unas “comillas” iguales a las del grabado del cuerpo.


Para continuar, no son dos perfiles en “U” que formen una ranura, sino un único perfil en “X” que se alimenta por abajo desde un alimentador modificado.


Si hubiera sido un plumín normal de origen, y éste se hubiera despuntado, lo más sencillo hubiera sido igualar y pulir los puntos tras quitar el iridio residual, o sustituir el plumín, o enviarlo a reponer un nuevo iridio.

Pero soldar un extraño mini-perfil en ”X” – que habría que haber fabricado aparte – parece una solución más difícil y costosa.
Sospechamos que podría ser otra versión alternativa de plumín rígido.

Para añadir: la pluma se ha probado con agua, y funciona aceptablemente, escribiendo como lo que hoy sería un punto 3B (Pelikan).

(Lo de “aceptablemente” se refiere con respecto a otras Safety, y no frente a un pluma actual. Hoy nadie usaría una Safety ni en pleno ataque de esnobismo).




Miguel Huineman


Se agradece a D. Rafel Pujol los datos de registro del fabricante, y el haber prestado el primer ejemplar para fotografía.

viernes, 9 de junio de 2017

Inoxcrom 2022


Una pluma metálica – muy simple - que llegó a Inoxcrom  en 2008, encuadrándose en la gama “City Collection”.

El cuerpo es el de la ATLANTIC pero terminado en una contera estrecha y plana por detrás, y con una arandela escalonada delante.


La boquilla es la triangular negra de la TINY, que monta un plumín “Medio” en acero, que puede ser el clásico del globo ya usado en la Arena, o el liso de la ID.


La carga es la típica por cartuchos estándar cortos, admitiendo dos (uno invertido), y acepta un convertidor.


El capuchón es un tubo recto de acero, rematado en un grueso tapón de acero grabado:

INOXCROM (rombo) SPAIN (rombo) INOXCROM

Y que cierra por click, extraordinariamente prieto, incómodo.

El clip es simple, recto, paralelo y plano.



2022 M/O

Como la 2022 / M presentada arriba, pero con el clip dorado.


2022 COLOR


Salió al mercado con una gran gama de colores brillantes, nueve:

Azul, Lila, Naranja, Negro, Plata, Rojo, Rosa, Verde y Amarillo.

Todas las fornituras son en acero.


Los tipos de escritura fueron estilográfica, bolígrafo y portaminas.

Página correspondiente del catálogo, donde se muestra toda la colección

Nota: este modelo tuvo muy poco éxito y ha desaparecido del mercado, siendo actualmente muy difícil de encontrar.

Todos los miembros del grupo hemos estado buscándolo - fracasando - a la espera de poder fotografiar los modelos de estilográficas que faltan, razón por la cual se ha retrasado su publicación, siendo así el último modelo de “Inoxcrom, S.A.” que nos quedaba por publicar.



Miguel Huineman

Se agradece a quienes han prestado sus colecciones para fotografía.

viernes, 2 de junio de 2017

Inoxcrom NAKED


Un diseño de Josep Lluscá que salió a la venta en 2007.

Una pluma donde el diseño primó sobre la funcionalidad, fruto de la evolución y tendencias en el mercado, mucho más tecnológico, y dominado por la compra de impulso.
Ya casi nadie escribe horas a mano, y menos con estilográfica,  comprando por compulsión frente a la apariencia o detalles.

Tras su estreno comercial, ocurrió el ERE (Expediente de Regulación de Empresa) que despidió a casi todo el personal y transformó la empresa “INOXCROM, S.A.” en “Inoxcrom-Internacional” por el litigio por el nombre tras el concurso de acreedores. Una triste historia.

Es por tanto la última pluma capaz de ser catalogada como “de la Inoxcrom de toda la vida”. Con matices. Depende. Algunas sólo.

Además, en 2009, el Taller de Inoxidables en fábrica se cerraba, con lo que no podía cumplir ya con la “fabricación integral” que había caracterizado la marca. Se fabricó básicamente en Alemania.

Es una pluma ligeramente ahusada en su cuerpo – el capuchón es casi cilíndrico – y bastante grande (13,8 cm cerrada, igual a las “Sevilla” y “Sydney”) sin parecerlo. Una impresión visual debido a que es ancha.

Y pesada: 38 gr con capuchón y 27 gr sin él (compárense con los 27/17 gr de una Caravel, o los 18/9 gr de una STYB Minister).

El capuchón está acabado en el mismo color del cuerpo, y tiene en el labio una estrecha pestaña cromada (extremo de un corto casquillo interno), sobre la cual lleva, pintado en oscuro, “INOXCROM (rombo)”.


Clip en forma de lengua con ranura longitudinal central, que forma pieza con la tapa del capuchón. Basculante, muy duro, y difícil de abrir por no tener rampa de entrada.



Este defecto fue corregido con la “hermana” MiniNaked del año siguiente, dotando al extremo del clip de una zapata que levantaba el extremo.


La boquilla es metálica troncocónica cromada, que la convierte en deslizante, sin que el pequeño resalte terminal que realiza el cierre por click – suave - impida que los dedos acaben llegando al plumín, salvo que se apriete bastante, o se recoloque de continuo, cansando al escribir.


Por detrás, la boquilla forma el manguito roscado para aceptar al cuerpo, y va dotado de una junta tórica para evitar aflojamientos, y también posibles derrames de tinta, aunque éstos sean muy improbables porque los cartuchos (estándar) montan perfectamente ajustados, y si se lleva otro invertido de repuesto, el instalado no puede soltarse.


El conjunto plumín-alimentador es del “tamaño medio”.
Por coincidir en fabricación con la convulsa etapa de la empresa, el plumín empezó siendo un estándar Inoxcrom de “globo terráqueo y marca, con la “V” invertida”:


Con un raro modelo sin la “V”, pero con circunferencia de alivio de tensiones, más propia del plumín “pequeño”:


A otro con la “V”, troquelado sólo con INOXCROM en el lateral izquierdo:


E incluso con alguno de los “V sin grabar” que equiparon mayoritariamente a la Mini Naked.


Durante la visita que hicimos varios miembros del grupo a la fabrica en 2009 - entonces no lo éramos, ahí empezamos a formarlo - vimos un curioso cartel en la sala de montaje y embalaje, y que reproducimos porque es realmente importante, sobre todo para prevenir a los que suelen gustar de “montar” el capuchón para escribir.


Los tipos de escritura ofertados fueron: estilográfica, bolígrafo, portaminas y roller, en los colores: negro brillante y mate, rojo brillante, azul eléctrico, cromado y cromado-O (único con un clip dorado).

Imagen del catálogo 2008

El estuche de venta fue de los que la marca nos obsequiaba por aquellos años (desde la Poême): un cartón doblado “con mucho pote y poca chicha”. Diseño puro.

Foto de archivo facilitada por Inoxcrom-Internacional

Tuvo una variante en la “Naked Selection - Silver Edition”, con capuchón plateado y rodiado, y cuerpo “granulado” en colores negro y rojo.

Imágenes de archivo suministradas por Inoxcrom-Internacional, y modificadas “al estilo blog”. Pueden verse dos remaches en el clip.

Dejó de fabricarse en 2016, no apareciendo en el catálogo 2017.





Miguel Huineman


Se agradece a D. Carles Rausa su colaboración, y a Inoxcrom-Internacional las imágenes de archivo.

viernes, 26 de mayo de 2017

Inoxcrom Sirocco EXPO 98 LISBOA (Serie Limitada)


Réplica de carabela portuguesa BOA ESPERANÇA (foto La Brujula Verde)

Empezar el monográfico de una pluma ¡por un barco, y encima antiguo!, parece incongruente.
Pero veremos luego la razón, aparte de su innegable belleza. 

La pluma fue la primera de serie limitada y numerada de Inoxcrom.
Y cumplió como tal espectacularmente.
Propuesta por el representante portugués de Inoxcrom (que también originó las otras tres series de modelos “portugueses”), y basada en el modelo Sirocco, se produjo con motivo de la Exposición internacional de Lisboa en 1998, cuyo tema fue: “Los océanos: un patrimonio para el futuro”, y se vendió, lógicamente, en Portugal.
Tuvo una rival de Omas, y también se acompañó de multitud de pequeñas “hermanitas” del modelo UNO (*).

Yendo por partes, lo primero que tenemos es la caja-estuche:

Curva y acabada en laca de piano, fotografiarla sin reflejos es un imposible, y con una tienda de luz queda mate y sosísima. Desgraciadamente, ni en Inoxcrom-Internacional disponen hoy de una imagen de estudio en archivo.
La carabela representada se parece bastante a la “Boa Esperança”, ¿no?

Los laterales tienen sendos escudos portugueses en cada lado, con una regla de paralelas al frente, y al costado un compás de puntas, usado para medir sobre los mapas.


Abriendo la caja aparece todo lo usual en una serie limitada: la pluma y el bolígrafo (envueltos en celofán), el típico tintero y la Garantía, además de un cilindro metálico labrado.


Miremos lo que nos dice la tarjeta de garantía:


- Vendida en la popularmente llamada “Plaza de la Fruta” de Caldas da Rainha (“Termas de la Reina”, Dña. Leonor), pueblo-balneario a unos 90 Km. de Lisboa (y que recomendamos conocer, así como sus alrededores).
- La caja-estuche, de madera, está hecha a mano.
- El cilindro es un “porta-pergamino” de plata, hecho a mano, que contiene un facsímil (que veremos después).
- Tintero (que, sin ser simple, se queda sin más explicación).
- La pluma y el bolígrafo en plata maciza, con detalles en oro de 23,6 K.
- También dice que la serie consistió en 500 piezas, aunque fueron la mitad pero, para que “parecieran más”, se las numeró del 250 al 500.

Dediquemos ahora nuestra atención al cilindro “porta-pergamino”:


Algo sofisticado nos parece para que un marino como Vasco de Gama llevara sus cartas, un facsímil de las cuales está incluida y reproduce una hoja del diario de su primer viaje a India.

La hoja es en papel grueso, ni pergamino, ni papiro.
La escritura si es característica de pluma de ave. 

El tintero, minusvalorado en el conjunto, merece un reconocimiento aparte: ¡no es tal!, la boca es muy estrecha para poder introducir la pluma,  pero “una serie limitada debe tenerlo”. En vidrio moldeado y con las caras laterales rebordeadas en línea dorada, tiene un tapón que, si no es también de plata, al menos está plateado.


Y tras estas disgresiones (perdón por entusiasmarme) llegamos ya a lo que nos interesa: la estilográfica y bolígrafo EXPO ‘98.


Innegablemente Sirocco, en plata 925 maciza (con contraste), y lisa.

EXPO 98 LISBOA comparada con una Sirocco acrílica negra lisa

Contraste de plata 925 milésimas en el costado derecho del capuchón.


Pesados: 47 gr. el bolígrafo y 50 gr. la pluma (aunque igual a la Sirocco plata-plata), frente a los 27 gr. de una Sirocco acrílica.
Todas las fornituras son las estándar Sirocco, electrodoradas en 23,6 K.




Sobre el capuchón lucen una serie de grabados a láser.
El más aparente es una “Rosa de los vientos” completa al lado izquierdo del capuchón:


Bajo el clip y sobre el labio figura “Expo’98”, y por detrás “Lisboa”, sobre la que longitudinalmente aparece “Série limitada NR. XYZ”

Nota: la unidad aquí fotografiada es la #250, que ya apareció en la entrada general, y cuyas fotos estaban disponibles (sin necesidad de limpiar y repetir con la #355).

También tuvo un tapón diferente de la de serie en el capuchón, apareciendo la “Bola del Mundo”, entonces logotipo de “Inoxcrom” (y que hoy corresponde a Inoxcrom-Internacional, si bien no el nombre de marca).


El bolígrafo es de giro (y podría sustituirse la carga por un mecanismo portaminas, si se desea “desnaturalizarlo” para su uso preferente).

El plumín de la estilográfica es el grande de oro de 14 K, como mandan los cánones.



(*) Al inicio mencionábamos que la Serie Limitada se acompañó de “hermanitas” en el modelo UNO, para todos aquellos que quisieran un recuerdo de una forma mucho más económica.
Se presentaba así, en juego Pluma + Bolígrafo:






Miguel Huineman


Se agradecen las piezas prestadas para fotografía.