martes, 27 de noviembre de 2018

Inoxcrom 55: ANUNCIOS DE PRENSA


Unas buenas fuentes de información histórica son las hemerotecas, y a ellas se recurrió para buscar información cuando se sabía poco o nada de las marcas de estilográficas españolas.

Son fiables: una empresa no gasta en propaganda si no es con ánimo de recuperar el coste invertido, y generar el deseo en el público – que siempre es a corto plazo – cuando ya tiene el producto en el comercio.

Así pues, las fechas de inicio suelen ser precisas, y también bastante las de fin (para reducir las existencias), ya a punto de salir un nuevo producto.

Una empresa que destacó en esto fue Inoxcrom, pese a la reluctancia de Manuel Vaqué por los anuncios, ya que pensaba que los gastos generados por ellos siempre repercutirían en el cliente (esto cambió más adelante con Ricardo Gurina al frente de la parte comercial), pero al inicio de su andadura, debió reconocer que entraba en un mercado muy competido y él era un novato desconocido. La idea funcionó bien.

Dentro de las hemerotecas, hoy ya digitalizadas, destaca la del periódico “La Vanguardia” de Barcelona, porque siempre ha dado muy buena cobertura a los temas relacionados con la escritura.
Por ello, recogemos aquí solo los anuncios publicados en dicho medio. No representa ninguna traba, ya que los anuncios en otros medios fueron siempre los mismos - repetidos por un lógico ahorro de publicista – y más escasos.

Hemos seleccionado los anuncios del modelo Inoxcrom “55” por varias razones:
  • Son los más numerosos al ser una pluma que estuvo en venta durante 19 años.
  • Coincide con una época de relajación, justo tras la autarquía (finalizada en 1959), cuando España volvía a mirar al mundo, ocurriendo tímidos cambios sociales (siempre bajo la dictadura), pero a su vez:
  • La mayoría de marcas estilográficas españolas iban desapareciendo por la apertura comercial al exterior, e Inoxcrom luchaba por sobrevivir.
  • Estaba establecido - por paradigma - que “la 55 había empezado en 1955”. Sonaba lógico, y hasta la propia marca insistía en ello (¡incluso siendo ya IXC!). Pues era falso.
  • Los históricamente también importantes anuncios del anterior  modelo 41 se insertaron ya en su monografía.

En conjunto, resulta muy interesante observar la sociedad en el momento de cada anuncio, los tópicos (fechas señaladas, esquemas sociales, etc.) y la evolución social a lo largo del periodo.

Un último punto a destacar es que aquí se presentan “anuncios” y no las “noticias” relacionadas, que a su vez fueron revisadas para las entradas históricas (especialmente en “La descomposición de Inoxcrom”).


El primero, publicado el 31-10-1957, es muy simple, y sorprende al ser sin la típica fanfarria del marketing ante un producto nuevo.

Coincide además que desde entonces desaparecen los anuncios del modelo “41”.

El modelo se reconoce por el característico “labio” de la boquilla, ya que carece de grabado en el labio del capuchón, al usar los de la “41/A”



El siguiente anuncio del 14-Feb-1959 usa de la Ciencia-Ficción, en auge por entonces, para promocionar la durabilidad del reciente (aquí) acero inoxidable, el llamado “18-8” o “Cromoníquel” (18% Cromo, 8% Níquel), y que es hoy de todos conocido en menaje y cuberterías.




También afirma ser la mayor industria española de plumas.
Posiblemente fuera verdad y hubiera sobrepasado ya a Vila Sivill (Regia).

Lo que no fue cierto es que que Inoxcrom continuara con su “oro blanco” más allá de 1989, y desgraciadamente, que continuara ella misma más allá del 2009 (2017 si consideramos IXC), ¡ aunque nada impida que sus numerosas e indestructibles “55” puedan seguir escribiendo en 2059 !


“MILLONES”. El autobombo es típico en la publicidad.
Los anuncios mostrados son del 28 de Febrero y 14 de Marzo de 1959.
Es muy improbable que para entonces ya se hubieran producido más de dos millones de “55” (para ser millones en plural). Incluso en singular...
¿Y en el mundo entero? ¡Si aún no habían empezado las exportaciones!




Es de señalar que el anuncio de Marzo fue el primero a página completa, que hasta entonces habían sido “pequeñitos y económicos”.
También es interesante ver que casi todo lo que entonces se escribía, hoy se teclea.

“LA PLUMA…Y…” fue una campaña publicitaria desde Marzo a Navidades de 1960. Toda actividad “necesitaba” de una Inoxcrom.
Además llevaba el añadido de dos sorteos de sendos scooter Lambretta (recordemos que el Seat 600 nació en 1957, caro y con largas esperas).




El siguiente anuncio del 14 de Enero de 1961 es el que hace pública la distribución de Inoxcrom a través de Soffer, y ya en adelante no deja de aparecer al pié de los anuncios.
El pacto privado entre Vaqué (Inoxcrom) y Gurina (Soffer) ya se había concertado, pero la primera gran reorganización aún no, puesto que aún no se habían constituido en S.A.





En las vacaciones estivales siempre aparecían unos anuncios alusivos a las cartas a los seres queridos.
El anuncio del 10 de Agosto de 1961 muestra la moda, en bañadores, y también en la petardez de los transistores a todo volumen en la arena.





“PLUMOLOGÍA”: fue una campaña del 30 de Septiembre al 10 de Noviembre de 1961, re-inventando la grafología – con una Inoxcrom, ¡claro! – y señalando solo lo bueno de cada carácter.
Empezaron con un anuncio a página completa para llamar la atención sobre los que seguirían, que tiene dos particularidades: fue el primero en offset (los anteriores en huecograbado), y el primero en mostrar el número “55” en el labio del capuchón.


Al que siguió un bombardeo metódico de los diversos caracteres a través de la “Plumología”: optimista, técnico, equilibrado, impetuoso, etc.



Y al final (15-Dic-1961), otra página completa ¡casi toda en blanco! para que Vd. escribiese algo sobre “la Inoxcrom” y obtener gratis su análisis “plumológico”.


Entre Junios del ’62 y ’63, Inoxcrom promociona, además de su “55”, la nueva tinta que había empezado a producir.




¿La muñequita bailarina? – Un simple reclamo, que iba cambiando de postura en cada nuevo anuncio.


“INOXCROM JUNTO A USTED…” fue una nueva campaña publicitaria de 1964 y Enero del ’65.
En el primer anuncio mostrado, se resalta la madurez de los personajes cerrando con éxito un negocio en la modernidad de una cabina de avión.




Los dos siguientes son más transcendentes en tanto que en ellos la prioridad es femenina, reflejando el cambio social que se estaba experimentando (sobre todo en la universidad), y por lo que Inoxcrom no dejó de apostar desde entonces.


Hubo otros dos periodos publicitarios usuales y recurrentes: por Reyes y por Primeras Comuniones.

La alusión a los Reyes podía ser con la típica figura de los Magos, o con la más progresista de los zapatos (entre 1959 y 1964).




Y todos los años por primavera, la publicidad insistía en la “55” como el regalo ideal para toda la vida (¿en color blanco?).
El primero (13-Mayo-1960) pertenece a la ya presentada campaña “la pluma…y”, manteniendo el sorteo del scooter.
El segundo, del 23 de Mayo de 1966, es ya un anuncio exclusivo y refleja el cambio de los tiempos en la vestimenta. El detalle fotográfico del estuche debió resultar mediocre, y se realizó el montaje de un dibujo de un estuche-con-hornacina que recuerda a los Soffer de cartulina.





Para terminar, el anuncio del 6 y 9 de Octubre de 1965 que informaba de la subida de precio a 110,- Ptas. Cierto que mantuvo el precio ocho años, pero subió justo al comienzo de curso.




A partir de aquí siguieron esporádicamente anuncios sin relevancia de la “55”. La marca, que mientras había intercalado anuncios de la “60” y “66”, preparaba ya otros modelos (“33” y “77”).





Miguel Huineman


Recordamos que pinchando sobre los anuncios, estos aparecerán más grandes y legibles en su letra pequeña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario