viernes, 4 de mayo de 2018

INDUSTRIAL GISPERT (Luis Gispert Ribó) - HISTORIA



Si hubiera que buscar un símil, Luis Gispert Ribó sería lo más parecido a una gran estrella fugaz, con una fuerte luz mientras estuvo en activo – unos 18 años - y que dejó una estela larga que aún permanece.

Empezamos con ésta una serie de entradas dedicada a dar a conocer sus muchas actividades, concentrándonos en sus bastante desconocidas estilográficas.

José Ramírez Pardo montó un taller de matricería en 1942 en el Pasaje Barón de Griñón, 6 de Barcelona, junto con su socio, amigo y buen mecánico Luis Gispert.
Ambos registraban conjuntamente las patentes y modelos de utilidad y, desde aproximadamente 1945, eran los marquistas de las estilográficas de la marca – nunca registrada - RAMSES.


En 1948 registraron, también a nombre de ambos, la marca RAGIS (RAmírez GISpert) para plumas y portaminas, pese a que el taller no tenía las máquinas-herramienta para fabricarlas. Las compraban externamente.



El negocio fue bien, el taller se quedó pequeño, y en 1945 se mudaron al local contiguo del Nº 3. Seguían produciendo miles de piezas embutidas de latón y aluminio para terceros, aparte de las plumas.

En 1952 dieron un importante avance, y ampliaron para producir máquinas de fotografía (unas mil anuales), aunque las ópticas se compraban a proveedores.


(Fotos de la web)

La producción crecía, y en Enero de 1953 trasladaron la fabricación de máquinas fotográficas a un nuevo local de la calle Fábregas s/n (luego nº 59) en Espulgas de Llobregat (Barcelona).

Pero en Junio ambos amigos riñeron, distanciándose, y Gispert compró a Ramírez su parte en Espulgas, quedando éste con el taller de metales de Barcelona, y Gispert siguió adelante como INDUSTRIAL GISPERT.

A los tres años de la separación, Gispert realizó una gran ampliación del taller, duplicó el capital, triplicó la potencia instalada (teniendo entonces 17 empleados y 2 aprendices), adquiriendo la capacidad de inyectar plásticos. Continuó registrando patentes y modelos de utilidad.

Anunció su intención de fabricar piezas y fornituras para plumas, bolígrafos y portaminas, convirtiéndose en un gran suministrador nacional para fabricantes menores, marquistas y montadores, y consiguió un importante cliente en Estambul.
En 1959 Gispert empezó a fabricar y comercializar sus propias plumas, registrando la marca SCRIKSS.

El éxito llevó en 1962 a Gispert a solicitar una nueva ampliación faraónica, llegando el personal a 35 en fábrica, más 5 técnicos y administrativos, dos plantas, y las materias primas pasaron de 16 a 44 toneladas. Reorganizó la producción en cadena, fabricando 100.000 plumas, 6.000 bolígrafos y 3 millones de piezas, incluidas las fotográficas.

Pero…la financiación de la inversión anterior se había hecho con créditos bancarios, y la carga de los intereses y la amortización del capital, sumada a la deuda que todavía mantenía con su antiguo socio José Ramírez, ahogó financieramente a INDUSTRIAL GISPERT.

En 1963 cesaron las actividades y se liquidó la empresa.

La marca y la tecnología se vendió a dos compradores:

a)          Estilográficas JABALINA de Eduardo Sánchez Navarro, en Albacete.

b)          SCRIKSS MADEN VE PLASTÏCK SAN.A.S, su cliente en Turquía, que aún hoy continúa.

Abandonada la fabricación de plumas estilográficas y de máquinas de fotografiar después del fracaso financiero de la empresa, en 1966 y con un nuevo socio, Luis Gispert montó un modesto taller de fabricación de moldes y matrices para la producción de artículos de plástico, ubicado en la Carretera Real, 35 de Sant Just Desvern (Barcelona). Volvía así a sus orígenes fabricando los mismos productos que en 1942 salían del taller que compartió con José Ramírez.





Miguel Huineman


Todos los datos históricos y empresariales aquí reseñados (y muchos más no mencionados) se deben al tesón y paciencia de nuestro amigo y compañero D. Rafel Pujol Marigot, que también tuvo la oportunidad de entrevistar a D. Federico Esteve Escudé, antiguo Director de Fabricación de INDUSTRIAL GISPERT, que luego marchó entre 1966 y 1978 a supervisar la producción turca, incorporándose a su regreso en Inoxcrom desde 1980 hasta su jubilación en 1995.

Se agradece a quienes han prestado sus colecciones para fotografía.


1 comentario: